Finalmente Vistalegre contará con su festival de música

festival música

Aunque era un secreto a voces, todavía teníamos que esperar a que el ayuntamiento lo pudiera llegar a confirmar para empezar a celebrarlo. Finalmente, el ayuntamiento de Madrid ha desvelado la increíble noticia: el festival conocido como Oro Viejo lo podremos celebrar en el Palacio de Vistalegre el próximo viernes.

Por supuesto se ha coordinado un dispositivo especial de seguridad para evitar que se pueda producir cualquier tipo de problema relacionado con la seguridad. Por esta razón, la Coordinadora de Seguridad y Emergencias estará encargada de asegurarse de que todos los asistentes al evento no corren ningún peligro.

Un evento para poder empezar el año con buen pie

El miércoles pasado, a las 21:00 de la noche, el Ayuntamiento fue capaz de presentar unas alegaciones contra el dictamen que el juez de lo “Contencioso Administrativo nº 5 de Madrid” había ordenado en relación a este festival de música tan especial.

Tenemos que recordar que el pasado martes este festival se había suspendido porque el gobierno no era capaz de garantizar la seguridad de todos los asistentes al mismo. Recordamos que ya se han producido algunas catástrofes similares y, por esta razón, el Ayuntamiento quería hacer lo imposible para poder asegurarse de que se cumpliera con la legislación vigente en materia de seguridad.

El principal problema es que no se había presentado un plan de autoprotección ni de seguridad y esto conllevaba una clara vulneración de la normativa establecida.

Además, también existían un par de informes policiales en donde se establecía que, pese a que el aforo máximo del recinto era de 12.500 personas, no estaban claras las diferentes divisiones de los sectores por lo que, en el caso de que algo pudiera llegar a salir mal, se podría llegar a considerar como una trampa mortal.

A pesar de todos estos obstáculos, la promotora del festival, que ya había vendido cerca de 5.500 entradas, fue capaz de aportar todas las pruebas necesarias con el objetivo de garantizar que el recinto cumplía tajantemente con todas las medidas de seguridad.

El aforo del lugar se ha visto reducido a 8.400 personas y, además, se ha contratado a 23 personas uniformadas que velarán por que todo funcione de la forma correcta. De esta manera, no existe riesgo de que se produzca un desbordamiento o cualquier otro tipo de problema similar. Estamos seguros de que todo va a ir bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*