Alternativas para ir a un festival de música en grupo

microbuses

El trayecto con tu grupo de amigos a un festival de música puede convertirse en un atractivo más, dentro del ocio de la excursión, en vez de un mero trámite aburrido y cansado. Existen distintas alternativas para desplazarse hasta el lugar destino, quizás poco consideradas y empleadas por la mayoría de los usuarios, pero útiles en viajes colectivos. Además, hay que tener en cuenta que las expediciones a festivales tienen un carácter muy particular, en la ida todo es energía, grandes expectativas y alegría, mientras que en la vuelta suele imperar un sentimiento de nostalgia por la diversión acabada y un agotamiento generalizado por haber pasado varios días de fiesta ininterrumpida.

La mejor alternativa

De forma que si podéis evitar conducir en esos momentos de cansancio será mejor, para minimizar los riesgos en la carretera y prevenir accidentes. Una buena opción puede ser contratar un servicio de microbús, con chófer incluido, capaz de trasladar a un grupo numeroso de gente. Los microbuses no suponen un coste muy elevado, y menos si los gastos son compartidos entre todos los amigos. Por otro lado, te aporta muchas comodidades como la de llegar al recinto del festival sin tener que preocuparte por encontrar un sitio donde aparcar. El microbús es sinónimo de puntualidad, y os garantiza un servicio eficaz hasta el momento de regresar a vuestro hogar.

Otra de las ventajas de alquilar un servicio de minibús es que podéis transportar un equipaje bastante grande en el que quepan tiendas de campaña, sacos de dormir, camas portátiles, toldos, o mesas y sillas para la acampada. En un turismo normal todos estos instrumentos harían imposible el viaje de varias personas, en cambio en el microbús irían guardados en un amplio maletero, dejando la zona de los asientos libre y cómoda para el trayecto. Lo bueno es que tus amigos y tú podríais ir plenamente concentrados en disfrutar de la bonita experiencia del festival, sin ninguna inquietud o preocupación con todo lo relacionado con la excursión.

Opciones menos rentables

Otra opción a tener en cuenta, si el grupo con el que viajas no es demasiado numeroso, sería la de contratar una furgoneta de alquiler. En este caso deberíais conducir vosotros mismos, pero con la ventaja de que se puede turnar el conductor entre varios que dispongan de carné. Este método es aconsejable para que no recaiga la responsabilidad y el cansancio sobre una sola persona si la distancia hasta el festival es relativamente larga. El espacio para el equipaje es menor que el de los microbuses, pero, aun así, tendrían cabida la mayor parte de los bártulos que luego necesitaréis en el camping.

Sin duda, estos son las alternativas más recomendables para viajar en grupo hasta un festival. El transporte público resultaría más o menos económico, pero no te permitiría portar un equipaje tan amplio como el que requiere el festival y el trayecto con tus amigos no sería tan íntimo y especial. Y, por supuesto, la opción de ir en varios vehículos particulares estaría descartada, por todos los problemas e inconvenientes que se han ido describiendo a lo largo del texto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*