ligar-festival

Llega el buen tiempo y con él los festivales de música, como todos los años. Allí se reúnen muchísimas personas para darlo todo, disfrutar del ambiente y de la música, pasarlo bien y soltarse la melena por unas horas. Y es que, aunque no lo parezca, en los festivales, aparte de vivir una gran experiencia, también se liga. Sí, se liga y mucho.

Hay que tener en cuenta algunos factores a la hora de estar en un festival y sobre todo en el momento de ligar, porque entre el subidón, el ruido y la cantidad de gente que hay puede haber confusiones y encontrarte con cosas no demasiado agradables.

¿Cómo ligar en un festival?

En este tipo de eventos hay gente de casi todas las edades, aunque predominan los jóvenes, se consume mucho alcohol y, en ocasiones, sustancias ilegales, por tanto ¡mira bien a quién te arrimas!

Algunos consejos para ligar en un festival

– Si quieres llamar la atención del chico o chica que te haya gustado mucho en ese momento, pégate bien a la hora de saltar y bailar. Dale algún que otro leve codazo para que se fije en ti y cuando se vuelva para mirarte guíñale un ojo o entabla conversación. Es una buena manera de romper el hielo en un lugar como ese.

– El alcohol en su justa medida y las drogas mejor ni tocarlas. ¿Por qué? Pues porque nadie quiere liarse con el más puesto del lugar. No se trata de ir a lo fácil, sino de conseguir algo bueno. Además, este tipo de sustancias distorsionan la realidad y quizás te hayas encontrado con alguien que en realidad no te gusta tanto.

– Tantea el terreno en las redes sociales o webs de citas, así sabrás quién asiste al festival, verás qué se cuece e incluso puedes atreverte a buscar a alguien que te haya llamado la atención previamente. Ligar con gente por este método te asegura que la persona verdaderamente te guste y no vas tan “a la aventura”.

– Ten mucho cuidado con el subidón del momento. Cuando ligues con alguien que te guste no todo vale, hacer ciertas cosas en público no suele salir bien. En estos casos, la paciencia es buena. Id a un hotel, a la tienda de campaña o algún baño siempre y cuando tenga puerta. Nadie quiere ser grabado o ser la comidilla del festival por montar un espectáculo, ¿no?

– Y por último, lo más importante de todo: disfruta como si no hubiera un mañana. La clave de todo está en la forma en la que vivas la experiencia. Puedes ligar, puedes encontrar un amor de festival, pero siempre debes pasártelo genial. No seas un muermo, porque el rollete puede durarte poco si aburres. Salta, grita, canta, baila y vive el festival a tope.

Siguiendo estos pequeños y fáciles consejos el éxito está más que asegurado. Puedes disfrutar de la música, del propio festival, de tus amigos y hasta del ligue del momento. Conseguirás que tu experiencia sea absolutamente perfecta e inmejorable.